Varices

Una variz es una dilatación permanente, y patológica, de una vena superficial

Las causas de las varices son variadas:

 •  Hereditarias: por una insuficiencia valvular en las venas de herencia genética

 •  Flebitis

 •  Compresiones pelvianas

 •  Anomalías venosas congénitas

 •  Otras: bipedestación prolongada, embarazos repetidos, afecciones endocrinas, tetanización muscular...

Las varices se clasifican en esenciales o primarias cuando su orígen está en el sistema venoso superficial, o secundarias cuando el orígen está en el sistema venoso profundo.

Fisioterapia de las varices

El tratamiento es fundamentalmente preventivo y, si las varices ya están instauradas, paliativo.

Enseñanza de medidas preventivas:

 •  Evitar mantener la posición de pie de manera prolongada

 •  Evitar el calor en los miembros inferiores (como por ejemplo los braseros)

 •  Practicar ejercicio físico moderado

 •  Usar medias elásticas

 •  Mantener las piernas elevadas en los periodos de reposo

El masaje también es un medio preventivo útil en las varices, incluyendo miembros inferiores, espalda y abdomen, con maniobras circulatorias y descontracturantes. El drenaje linfático manual es útil, pero no el tratamiento fundamental.

Práctica de los ejercicios de Buerger

Hidroterapia

Tratamiento quirúrgico de las varices

La cirugía más habitual en estos casos es la safenectomía, es decir, la extirpación quirúrgica de la vena safena interna, desde la ingle hasta la pierna o el pie.

En este caso la fisioterapia consiste en la corrección de la marcha y medidas de retorno circulatorio suaves hasta la retirada de los puntos (unas dos semanas), para luego realizar una fisioterapia similar a la del tratamiento conservador.